Nuestra tienda web utiliza cookies para ofrecer una mejor experiencia de usuario y le recomendamos que acepte su uso para disfrutar plenamente de su navegación.

FAQ


1 - CÓMO CUIDAR TU RELOJ
Para mantener tu reloj en buenas condiciones limpia el cristal y la caja con un paño suave y seco y así eliminar los restos de suciedad. 
Evita las caídas, golpes o sacudidas violentas. 
Es aconsejable mantenerlo lejos de campos magnéticos, ya que pueden afectar a su correcto funcionamiento. 
Exponer tu reloj a productos químicos pueden dañar la correa o la caja del reloj.
Evita la exposición prolongada a luz solar directa, ya que con el paso del tiempo pueden provocar la decoloración y la pérdida del brillo del primer día.
Evita la humedad en todo lo posible, ya que si son resistentes a 3ATM, no son acuáticos.

2 - CÓMO CUIDAR TUS CORREAS DE PIEL
Es aconsejable limpiar las correas de piel con un paño seco o ligeramente humedecido ya que estas son de ante, y eso las convierte más vulnerables a la humedad.
Evita en todo lo posible mojar las correas de piel de ante. 

3 - CÓMO CUIDAR TUS CORREAS DE ACERO
Las correas de acero inoxidable puedes limpiarlas con un paño seco e incluso lavarlas delicadamente con agua y jabón, y así recuperar su brillo.
Recuerda evitar mojar la caja del reloj, y si tu correa de acero lleva un baño de color evita frotar con fuerza para no dañar ni rallar el brillo del baño.

4 - CÓMO SUSTITUIR CORREA
Si la correa de tu reloj sufre un daño irreparable, recuerda que puedes reemplazarla fácilmente sin tener que comprar otro reloj. 
Además las correas de piel puedes cambiarlas tú mismo con el sistema quita fácil, y así hacer combinaciones con diferentes correas, modelos y colores.
Las correas de acero también puedes reemplazarlas, y si te resulta más costoso puedes acudir a un profesional.

5 - CONSEJOS 
Guarda tu reloj correctamente en su caja original, joyero o donde contengas tus demás relojes evitando guardarlos boca abajo, y asegúrate de que estén separados unos de otros y de tus joyas, para evitar arañazos y el desgaste causado por la fricción.
No dejes la pila gastada en su interior, ya que la oxidación de los componentes de la batería pueden llegar a dañar los circuitos de la maquinaria del reloj.
Nunca abras el reloj, déjalo en manos de un profesional cuando debas cambiar su pila. Sin duda merece especial atención, ya que es un artículo que funciona 24 horas los 365 días del año.